Argentina (380) Brasil (108) Venezuela (42) colombia (41) peru (37) Uruguay (36) chile (35) rusia (30) Malvinas (25) china (16) BOLIVIA (14) Ecuador (13) Paraguay (12) antartida (9) mexico (7) inglaterra (6) EEUU (5) italia (5) Francia (4) El Salvador (3) Sudafrica (3) Israel (2) iran (2) Arabia Saudita (1) Argelia (1) Corea del sur (1) Egipto (1) Emiratos Árabes Unidos (1) Líbano (1) Túnez (1) corea del norte (1) honduras (1)

viernes, 24 de febrero de 2012

Rosario no para de crecer

Las zonas más buscadas por los desarrolladores son un sector portuario renovado y un barrio histórico que no quiere perder su perfil tradicional. Las políticas y los debates.

Desde la firma de Norman Foster en el recuperado Puerto Norte hasta el código más bien preservacionista para el tradicional barrio de Pichincha, el crecimiento inmobiliario de Rosario sirve como excusa para reflexionar sobre algunas de las tendencias que dominaron el mercado delreal estate en la Argentina en los últimos años. Las 100 hectáreas del viejo puerto fueron divididas en distintas unidades de gestión por la Municipalidad para potenciar su desarrollo por emprendedores privados, bajo una severa gestión pública. “Hoy ya es un destino obligado en la ciudad”, asegura Gustavo Ortolá, uno de los responsables del emprendimiento de usos mixtos Ciudad Ribera, a cargo de la desarrolladora española Ingeconser.

Este sitio abandonado durante décadas, hoy está atravesado por una avenida ribereña que volvió a vincularlo con el tejido urbano, y cuenta con edificios ya entregados como los Dolfines Guaraní, del constructor local Aldo Lattuca, y a punto de entregarse, como la primera etapa del otro gran complejo de usos mixtos, Forum Puerto Norte, de la desarrolladora TGLT. Esta firma, que cotiza en las bolsas de valores porteña y en la de San Pablo, anunció que el celebrado arquitecto británico, que ya cuenta con dos proyectos en Buenos Aires (Aleph y el Banco Ciudad), está elaborando el master plan para las 8,5 hectáreas que adquirió a fines del año pasado, adyacentes a Forum.

Otro de los desarrolladores porteños de Puerto Norte es Fernández Prieto, firma que ya vendió el 85% de la primera de las dos torres residenciales Maui, y ahora estudia si lanzar la segunda u otra destinada a oficinas y hotelería, a la espera de ver qué ocurre a nivel macroeconómico con la inflación y las paritarias. “Si vemos que el escenario es claro y que la inflación entra en un período de amesetamiento, seguramente lanzaremos la torre de viviendas”, asegura Rodrigo Fernández Prieto. Agrega que los precios aumentaron 5% el último año, hasta alcanzar hoy los 2.500 a 3.000 US$/m2.

En Ciudad Ribera, en tanto, de un precio inicial de preventa de 1.270 se llegó al doble: 2.500 US$/m2. Sin embargo, con honestidad brutal, Ortolá se pregunta “quiénes van a ocupar las unidades”, ya que la mayoría de los compradores son inversores. Ciudad Ribera es uno de los dos únicos proyectos en curso ubicados directamente sobre el río (junto con Forum), y entregará en marzo las unidades de Palco del Paraná, su primera etapa. De todas formas, Ortolá asegura una buena rentabilidad para los inversores: “En principio, mantener el valor y no perder la carrera contra la inflación ya es negocio”, opina, aunque también calcula que los compradores tendrán una rentabilidad del 5 o 6% anual en dólares, y no del 11%, como unos años antes.

El otro sector de la ciudad adonde apuntan mayormente las inversiones es el antiguo barrio Pichincha, vecino al río Paraná pero sin acceso directo a la ribera, y convertido en lugar de culto por ser el barrio natal del cómico Alberto Olmedo. Desde hace 6 o 7 años, a partir de la mudanza de la Secretaría de Cultura a una vieja estación ferroviaria, esta zona apunta a convertirse en una suerte de “San Telmo“ o “Palermo Soho” rosarino, con ferias de antigüedades, de ropavejeros y artesanías, y una movida gastronómica y nocturna.

Pero, ante el peligro de que la zona se inundara de edificios en altura, las autoridades municipales se dictaron en 2006 el Plan Especial Pichincha, que establece una altura máxima de planta baja y tres pisos, para mantener el perfil actual, salvo en las avenidas perimetrales del barrio, como Rivadavia, donde hay en marcha actualmente varios proyectos de edificios con vista al río.

La broker inmobiliaria Juliana Guglielmi precisa que, adentro del barrio, la incidencia de la tierra es de 500 US$/m2 y los valores de venta de 2.000 US$/m2. En tanto, la secretaria de Planeamiento, Mirta Levin, cuenta que se implementaron diversos beneficios, como lineas de créditos “blandos”, para favorecer la puesta en valor de inmuebles existentes.

Por:ARIEL HENDLER

No hay comentarios:

Publicar un comentario