Argentina (380) Brasil (108) Venezuela (42) colombia (41) peru (37) Uruguay (36) chile (35) rusia (30) Malvinas (25) china (16) BOLIVIA (14) Ecuador (13) Paraguay (12) antartida (9) mexico (7) inglaterra (6) EEUU (5) italia (5) Francia (4) El Salvador (3) Sudafrica (3) Israel (2) iran (2) Arabia Saudita (1) Argelia (1) Corea del sur (1) Egipto (1) Emiratos Árabes Unidos (1) Líbano (1) Túnez (1) corea del norte (1) honduras (1)

martes, 24 de abril de 2012

La Argentina puede recolocar el biodiésel que no comprará España

 

El rechazo al ingreso de biocombustibles argentinos a España, la primera “reprimenda” del gobierno ibérico por la expulsión de Repsol del país, parece tener impacto relativo en los niveles de exportación local.


El rechazo al ingreso de biocombustibles argentinos a España, la primera “reprimenda” del gobierno ibérico por la expulsión de Repsol del país, parece tener impacto relativo en los niveles de exportación local. Al menos así lo ven los especialistas, que consideran que el combustible vegetal que deja de comprar España, es fácilmente reubicable en otros mercados y hasta en el local. “El biocombustible es un commodity, y Europa para la Argentina es hoy un mercado para exportación de commodities, por lo tanto, el país no tendrá mayores problemas en colocar en el exterior el excedente que deja de comprar España”, explicó a Tiempo Argentino Dante Sica, presidente de la consultora Abeceb.com. El economista agregó que, “en el corto plazo, en flujo de exportaciones, va a influir muy poco la medida, porque ya hay contratos en firme rubricados”.
En la misma línea, Víctor Bronstein, titular del Centro de Estudios de Economía, Política y Sociedad (Ceepys), coincidió en que “Europa es un mercado potencial para la Argentina, de hecho, Holanda y Bélgica ya le están comprando; y a nivel local también es posible vender, ya que hay planes para elevar del 5 al 7% el corte biodiésel en los combustibles tradicionales”. Para ambos consultores, la situación actual es parecida a lo ocurrido en abril del 2010 cuando China decidió suspender la compra de aceite de soja a la Argentina. En aquel momento, se derivó la oferta del producto hacia latitudes como Bangladesh, Irán, Perú, pero sobre todo India, que se encargó de comprar lo que dejaba el gigante asiático. La Argentina es el cuarto productor mundial de biocombustibles y el primer exportador. Cerca del 90% de las ventas en 2011 se dirigieron a Europa. España representó en 2011 casi un cuarto de las exportaciones de biodiésel argentino, según cifras de la Cámara Argentina de Energías Renovables (Cader). Este último dato es clave para entender las razones reales de la medida adoptada por Mariano Rajoy. El 5 de julio de 2011, Manuel Bustos, titular de la Asociación de Productores de Energías Renovables de España (APPA), confirmaba que el gobierno de Rodríguez Zapatero firmaba una orden de ayuda para que los productores ibéricos de biocombustibles tuvieran más participación en el mercado interno. ¿Cómo lo harían? Cerrando la importación desde la Argentina. Es decir, hace más de un año que España tenía pendiente de aplicación una medida que fue considerada como el primer gesto hostil derivado del proceso de recuperación de YPF. ¿Por qué se importaba más que lo producido internamente? En la Argentina, las retenciones a la soja son del 35%, mientras que para el biodiésel, son del 14%, lo que le permite al productor agropecuario pensar en un buen margen exportador y a un precio competitivo. Esta política española de privilegiar lo importado , según Bronstein, “casi funde la industria”. En cifras, los productores ibéricos echaron a más de 3000

No hay comentarios:

Publicar un comentario