Argentina (380) Brasil (108) Venezuela (42) colombia (41) peru (37) Uruguay (36) chile (35) rusia (30) Malvinas (25) china (16) BOLIVIA (14) Ecuador (13) Paraguay (12) antartida (9) mexico (7) inglaterra (6) EEUU (5) italia (5) Francia (4) El Salvador (3) Sudafrica (3) Israel (2) iran (2) Arabia Saudita (1) Argelia (1) Corea del sur (1) Egipto (1) Emiratos Árabes Unidos (1) Líbano (1) Túnez (1) corea del norte (1) honduras (1)

lunes, 3 de septiembre de 2012

megaciudades 2012 Bs As.

Los problemas de Latinoamérica, la región mundial más urbanizada del mundo."En América Latina se encuentra la mayor proporción de personas viviendo en ciudades", aseguró Enrique Genzone, presidente de Siemens y de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana, organizadora del foro que convoca a representantes del sector público y privado de todo el mundo para debatir los desafíos que enfrentan las ciudades en el siglo XXI.

Es el tercer encuentro de este tipo que se realiza en Argentina y ya se organizan réplicas en otros países latinoamericanos.

¿Qué hacer frente a la superpoblación urbana?

China es el mejor ejemplo de este problema. Por lo extremo de su conflicto urbano y por lo extremas de alguna de sus respuestas. "En China construimos una ciudad de la nada cerca de Shangai para que parte de la población se mude. Se hizo sobre terrenos artificiales ganados al mar. Inicialmente era para 300 mil personas, pero terminó siendo para 1.1 millón", contó el ingeniero-arquitecto alemán Ralf Amann, director de la filial brasileña de la compañía de arquitectura GMP (Gerkan, Marg and Partners), en diálogo con Infobae América.

Otra superpoblación que dificulta mucho la vida en las ciudades es la de automóviles. "En Buenos Aires, por cada bebé que nace, se patentan 20 autos. Es un virus que daña el organismo de la ciudad, pero desaparecerá y será reemplazado por el transporte colectivo", afirmó el arquitecto Luis Grossman, de la Dirección General Casco Histórico de la Ciudad de Buenos Aires.

Y contó el ejemplo de países como Dinamarca, que con políticas restrictivas a la compra de automotores y un transporte público de calidad, logra año a año reducir el número de vehículos que circula por la calle.

La contaminación y la basura

"El Área Metropolitana de Buenos Aires tiene 14 millones de habitantes y produce 17 mil toneladas de residuos por día. ¿Cuánto reciclamos? Cero. ¿Cuánto enterramos? Todo", informó Diego Santilli, Ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires.

Como él mismo explicitó, en esas condiciones resulta inviable cualquier ciudad. Lo mismo ocurre con la excesiva producción de gases tóxicos y todo tipo de desechos contaminantes. Por eso uno de los ejes principales del foro fue cómo construir ciudades sustentables. No contaminantes y con un futuro posible.

El urbanismo del siglo XXI propone algunas soluciones. "A diferencia de lo que pasaba con las ciudades tradicionales, en el corazón de la urbanización que construimos cerca de Shangai no hay rascacielos, sino un lago de tres kilómetros de diámetro", describió Amann.

Grandes obras arquitectónicas con kilómetros de espacios verdes en reemplazo de la supremacía del cemento, o edificios con gigantescos paneles para captar la energía solar, son otros ejemplos de las medidas que se están implementando.

Las favelas y los asentamientos

"El desarrollo de una ciudad no tiene que ser sólo sustentable, sino también social", aseguró Malena Temerlin, directora de construcciones de la ONG Un Techo para mi País.

La extensión de barrios que están ubicados en el centro o en la periferia de las grandes metrópolis, pero que carecen de los servicios más elementales, es un fenómeno característico de la región.

"Hay una distribución muy inequitativa de los beneficios de vivir en una ciudad y la especulación inmobiliaria es la responsable. Por un lado están las áreas de los pobres, sin infraestructura y con dificultades en transporte. Por otro, los espacios valorizados, en los que invierte el sector privado y a donde va la mayor parte de la obra pública en infraestructura", le contó a Infobae América Jaime Kuck, arquitecto y urbanista dela Universidad Federal de Santa Catarina, Brasil.

"Para evitar que esto pase, habría que exigirles que ofrezcan viviendas sociales como contrapartida de la ganancia que obtienen con sus inversiones", agregó.

"En Brasil -según Amann- hay un programa muy ambicioso para hacer legales los asentamientos ilegales y construir la infraestructura básica de la que carecen. Este es el abordaje más realista. Lo que no tiene sentido es remover a la fuerza a todos los pobladores de un asentamiento. Nadie quiere irse de su casa a la fuerza. Es mejor incentivarlos, ofrecerles opciones y que ellos se muden por su cuenta".

Sin embargo, a pesar de que hoy el mejoramiento de las condiciones generales de vida en la ciudad esté instalado en la agenda discursiva de todos los sectores, todavía falta mucho para que se implemente masivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario