Argentina (380) Brasil (108) Venezuela (42) colombia (41) peru (37) Uruguay (36) chile (35) rusia (30) Malvinas (25) china (16) BOLIVIA (14) Ecuador (13) Paraguay (12) antartida (9) mexico (7) inglaterra (6) EEUU (5) italia (5) Francia (4) El Salvador (3) Sudafrica (3) Israel (2) iran (2) Arabia Saudita (1) Argelia (1) Corea del sur (1) Egipto (1) Emiratos Árabes Unidos (1) Líbano (1) Túnez (1) corea del norte (1) honduras (1)

jueves, 9 de mayo de 2013

Negocios gasíferos con Brasil en retrospectiva

Juan José Anaya Giorgis - Brasil afrontó una coyuntura de crisis energética durante los años 70. Su dependencia del petróleo importado cada vez más costoso e insuficiente capacidad del sistema energético nacional para abastecer la demanda interna, frenaron el proceso expansivo que experimentaba su industria en las últimas décadas, amenazando incluso con revertirlo.

Presionadas por la crisis, las dictaduras de Emilio Medici (1969-1974) y Ernesto Geisel (1974-1979) respondieron implementando megaproyectos de generación o suministro energético y los intereses históricos de Brasil por Bolivia como proveedora de energía fósil cobraron inusitado impulso.

Las dictaduras de Brasil y Bolivia compartían visiones anticomunistas afines. En 1974 los represores de ambos países suscribieron un amplio Convenio de Cooperación y Complementación industrial; Bolivia se comprometía a vender 240 MMFCD de gas a Brasil por 20 años, el precio final a ser acordado oscilaría entre un rango de 65 a 85 centavos de dólares por millar de pies cúbicos y estaría indexado al precio internacional del gas. De su parte, Brasil asumía el compromiso de coadyuvar al levantamiento de un polo industrial en el sudeste boliviano abocado a siderurgia y petroquímica.

Como la reserva boliviana probada de gas no superaba los 3 TCF (casi todo en Colpa, Caranda y Río Grande), el BID otorgó fondos destinados a realizar estudios sobre el potencial gasífero de Bolivia para cumplir con las exportaciones y requerimientos del polo, cuyos resultados colmaron las expectativas. Respecto al polo industrial, Brasil comprometió financiamientos crediticios por el 100 por ciento de los medios de trabajo adquiridos en su país, o el 50 por ciento de los adquiridos en otros países, además toda la asistencia técnica a su alcance para la instalación y apertura de sus mercados.

El régimen banzerista ejerció censura sobre los medios de prensa, controló la actividad sindical, exiló a opositores y asesinó brutalmente a muchos. No obstante, como régimen autoritario fue mucho más blando en comparación a la ferocidad de las dictaduras coetáneas del cono sur sudamericano; si las manifestaciones de oposición exhibían un cariz nacionalista desligado de objetivos comunistas o nacionalistas endógenos radicales, eran toleradas a regañadientes. El convenio suscrito en mayo de 1974 fue ampliamente divulgado en los medios de prensa y suscitó reacciones muy adversas en el grueso de la sociedad civil y sectores del ejército; no sólo entre las fuerzas de izquierda como la COB o lo universitarios, sino también entre organizaciones conservadoras y tradicionales de la derecha. El convenio no se efectivizó por acción de la oposición.

32 años después Brasil no asumió ningún compromiso financiero de desarrollo industrial atado al suministro del gas en el contrato suscrito con Goni, sólo se comprometió a consumir los derivados industriales del gas obtenidos de los licuables extraídos hasta llegar a 1024 BTU por millar de pies cúbicos (el gas boliviano tiene 1054 BTU en promedio). En 2009 y luego de la nacionalización irrelevante del MAS, el Gobierno cedió los 1054 BTU por una bicoca y Brasil está en proceso de industrializar nuestro gas en Brasil.

Las conclusiones extraíbles de esta experiencia histórica concreta son, por supuesto, ingratas y desagradables, pero es aún peor auto engañarse ignorando la realidad: la izquierda nacional ha sido la gran defensora de la enajenación del gas, sin embargo, al momento de asumir el poder  ha obtenido los beneficios más pobres a cambio de su enajenación.


fuente:http://www.hidrocarburosbolivia.com/bolivia-mainmenu-117/analisis-y-opinion/61608-negocios-gasiferos-con-brasil-en-retrospectiva.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario